oct 232012
 
Barcelona meeting pont

El salón inmobiliario más importante del sur de Europa, Barcelona Meeting Point, cerró ayer su XVI edición con éxito de visitantes y volumen de negocio. El presidente del certamen, Enrique Lacalle  destacó que «ha sido un punto de inflexión en una crisis tan profunda, y nuevo éxito de público y ventas, lo que demuestra el interés que continúa habiendo por comprar». Un interés que pusieron de manifiesto, sobre todo, los inversores extranjeros que desembarcaron en Barcelona a través de 17 fondos de inversión internacionales y de delegaciones como la rusa o la colombiana.

«También hay que señalar que los ajustes de precios y las ventajas fiscales que se pueden conseguir hasta finales de año se han notado en las ventas y también se ha traducido en un mayor interés internacional por invertir en España», señaló Lacalle.

Más de 125.000 personas, entre ciudadanos de a pie y profesionales del sector, han visitado el salón, generando un volumen de negocio que asciende a 2.000 millones de euros en ventas. Estas cifras superan, según la organización, las registradas el año pasado.

Esta edición, que fue inaugurada por la ministra de Fomento, Ana Pastor, contó con la presencia de 265 empresas expositoras y otras 10.210 firmas participantes, de las que el 40 por ciento era de fuera de nuestro país.

La cita supuso también un punto de encuentro clave para los empresarios y expertos del sector inmobiliario, que pudieron contar, por ejemplo, con las explicaciones de lo que será el denominada «banco malo» y cuáles serán sus consecuencias para la banca y el propio sector de  la mano del director del FROB, Antonio Carrascosa. Los temas de otras sesiones también sirvieron para  entender, por ejemplo, la envergadura de la normativa en eficiencia energética de la Unión Europea o el papel actual y de futuro de las administraciones públicas para dinamizar el sector inmobiliario y de la construcción.

Con todo, el delegado especial del Estado en el Consorcio de la Zona Franca, Jordi Cornet, organizador principal del salón, destacó «la capacidad de superación –del equipo humano organizador y de los expositores–, ya que el sector y su gente ha sabido generar nuevas oportunidades de negocio y abrir nuevos campos de actuación en duros años de crisis económica e inmobiliaria»